Etiquetas

, , , , , ,

Con la polémica que ha desatado el vestido de Diane Kruger en la closing party del Festival de Cannes, me pregunto: ¿hasta qué punto la moda es moda? ¿Realmente estas chicas it llevan determinadas prendas o estilos porque les atraen y se sienten identificadas con ellos? ¿Es simplemente una estrategia más para captar la atención del público? ¿Se les impone un estilo de vestir por parte de las marcas y los diseñadores más punteros?

Diane Kruger llevando un Dior Haute Couture en la alfombra roja de Cannes (foto via fashion.telegraph.co.uk)

Las opciones son dispares, pero lo cierto es que, por lo menos en España, aún estamos en ese proceso en el que la moda emerge, las tendencias atrevidas se manifiestan poco a poco, pero la gran mayoría opta por un estilo tradicional, austero y cómodo para el día a día. Todavía son pocas las que se atreven a romper las barreras, aunque el fenómeno blogger está fomentando, cada vez más, esta moda arriesgada e impuesta por los grandes de la industria.

Otros países más nórdicos, como Suecia o Noruega, plantean otra forma de ver la moda, en la que cada uno refleja su propia personalidad a través de ella, a través de cada prenda que decide llevar en una ocasión determinada. Es por ello que se les suele catalogar como mujeres elegantes, con buen gusto y que no pierden el estilo ni a 40º bajo cero.

A continuación, podéis ver ejemplos de a lo que me refiero: chicas nórdicas, de cualquier edad, que apuestan por diferenciarse del resto mediante prendas rompedoras y acordes a su propia forma de ser.

Fotos via Stockholm Streetstyle

La cuestión está en el aire… ¿Te atreves o no?

Anuncios